¡Discos de vinilo a precios de risa!

8 consejos para conservar discos de vinilo

Como conservar discos de vinilo

Mantener la colección de discos en buenas condiciones es una preocupación de todo amante del vinilo. Estos ocho consejos te ayudaran a conservar discos de vinilo y disfrutar de su excepcional sonido por mucho tiempo.

  1. Guardar los discos verticalmente.
    La mejor posición para evitar daños es mantenerlos en posición vertical (como si fuera una biblioteca) y no muy abarrotados. Algunos coleccionistas también los guardan en un recipiente, mueble especial o un gabinete para protección adicional. Puedes ver varias soluciones de almacenaje haciendo click aquí.
  2. Protegerlos del polvo.
    La forma correcta de guardarlos es dentro del sobre interno y en la tapa de cartón, de forma que las aberturas queden ‘cruzadas’, y que el disco no tenga contacto con el exterior.
  3. Proteger los discos del calor.
    El calor deforma los discos. Lo mejor es guardar los discos alejados de las fuentes de calor, tal como chimeneas, estufas, calentadores, etc. También hay que mantenerlos alejados de la luz del sol.
  4. Alejarlos de la humedad.
    Es importante mantenerlos alejados de las áreas húmedas, ya que la humedad produce el crecimiento del moho, el cual puede manchar, deformar o destruir la cubierta.
  5. Limpiarlos regularmente.
    Si el disco esta limpio se evita el daño por polvos u otras partículas que pueden rayarlos. Existen diferentes métodos para limpiarlos que detallamos aquí.
  6. Mantener las fundas y portadas limpias.
    Así evitaremos ensuciar los discos.
  7. Plato giradiscos en buenas condiciones.
    Es fundamental un plato giradiscos de buena calidad, bien calibrado y con una aguja en optimas condiciones de uso. Existen en el mercado una gran variedad de precios y calidades de agujas, evitar los recambios o reemplazos de fabricantes desconocidos, o imitaciones sin marca que suelen ser de pésima calidad.
  8. Tratar los discos con cuidado.
    Parece una obviedad, pero para conservar los discos de vinilo hay que tratarlos con cariño. Los discos de vinilo son frágiles y se rompen si se caen. Para sostenerlos es importante hacerlo por los bordes y etiquetas del centro solamente, así evitaremos dejar marcas de grasa con los dedos sobre la superficie del disco. Una vez acabamos de escucharlos guardarlos inmediatamente para evitar cualquier inconveniente.